Curiosidad, hacia el balance personal y profesional de las mujeres

0

“No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso”.

-Albert Einstein

Los seres humanos somos curiosos por naturaleza. Siempre hemos querido conocer cómo funcionan las cosas, hemos creado las herramientas para modificar nuestro entorno y analizado la información a nuestro alcance para llevar al nivel de evolución en el que como especie nos encontramos en el siglo XXI.

¿Qué hay detrás de la curiosidad? Exploración, cuestionamiento, experimentación, ideas puestas en práctica, la utilización de información y conocimientos y, por supuesto, actuar. Podemos recordar que de pequeños hacíamos preguntas todo el tiempo sobre las cosas que veíamos, escuchábamos y hacíamos. Conforme maduramos, es posible que hayamos dejado a un lado nuestra curiosidad nata y dejamos de cuestionar las cosas por temor a ser tachados de ignorantes.

Pero la nueva década nos recibió con un evento disruptivo, la pandemia, que nos llevó a cambiar repentinamente nuestros hábitos e hizo aflorar con mayor ímpetu nuestra curiosidad para afrontar situaciones nuevas y desconocidas.

El estudio reciente, SAS Curiosity@Work, da cuenta de cómo los líderes empresariales están percibiendo a la curiosidad como una de las habilidades más valiosas en el entorno actual, en el que la forma de gestionar el negocio necesita reinventarse a diario. La curiosidad, por tanto, impulsa la colaboración, la creatividad y la innovación, y fomenta el aprendizaje continuo, a la vez que nos inspira y eleva nuestra efectividad.

Como mujeres, desarrollamos nuestra curiosidad para aprender mejor y más rápido, junto con nuestra resiliencia, para aplicarla en nuestra vida personal y profesional con miras a lograr un equilibrio en ambas; un balance integral. Estamos en la búsqueda constante de cómo conectar ambos extremos para lograr un desarrollo pleno y utilizar el conocimiento y experiencia adquiridos para encontrar las soluciones que nos ayuden a enfrentar los retos que enfrentamos en el día a día.

En conjunto, lo anterior nos brinda los elementos para ser nosotras las que podamos generar nuestras oportunidades y aprovecharlas al máximo, así como llevar a buen puerto tanto proyectos personales como profesionales. Asimismo, contribuye en gran medida el hecho de conectar la curiosidad con un propósito en nuestras áreas de acción, sean personales o profesionales, y lograr el balance al que aspiramos.

No es un proceso sencillo, se necesita de la colaboración y participación permanente de varias partes. Es relevante conjugar capacidades muy distintas de hombres y mujeres con las que interactuamos a diario, en las que cada uno aporte su visión, conocimientos y su propia curiosidad. A través de este proceso, es posible entablar una conversación realmente enriquecedora y multidireccional que enriquezca los insights que se deriven de la curiosidad colectiva.

Estimular la curiosidad, lograr el balance, colaborar con nuestros pares y ser parte de la conversación también necesita apoyarse en iniciativas propias que la van a enriquecer aún más. Por un lado, necesitamos invertir efectivamente en nuestras carreras; esto es, mantenernos siempre actualizadas y a la vanguardia de lo que sucede en nuestra área de expertise, capacitarnos constantemente sobre los avances tecnológicos como la analítica y la digitalización, certificarnos continuamente en áreas tecnológicas y gerenciales, y estar pendientes en todo momento, con el “radar encendido”, de las nuevas oportunidades y opciones que surjan y que provocamos para mantener la mente renovada y abierta a todas las posibilidades de innovación.

Asimismo, potenciar el interés de los jóvenes, hombres y mujeres, en ampliar su conocimiento sobre las tecnologías que ya utilizan, y llevarlo a despertar su curiosidad por ampliar dicho conocimiento y comprender el rol de las tecnologías como un habilitador de los dispositivos e innovaciones que utilizan a diario.

En este contexto, si quieres escuchar de viva voz a grandes mujeres líderes acerca de su relevancia en sus roles bajo un nuevo escenario, caracterizado por los cambios y la volatilidad, así como conocer cómo inspiran a actuar y despertar la curiosidad, únete a nuestro evento virtual en la región de Latinoamérica ¡Mujeres que Inspiran!, el próximo 3 de marzo a las 8:00 a.m tiempo de México, y sea parte de la conversación. Regístrate aquí.

Share

About Author

Elizabeth Bautista

Marketing Communications Supervisor

Elizabeth es Marketing Communications Manager para SAS México. Responsable de la estrategia de comunicación corporativa y del posicionamiento de la marca en nuestro país. Con casi 20 años de experiencia en el sector de TI, Elizabeth lidera iniciativas de comunicación que promueven la presencia de SAS a nivel digital, con los medios y audiencias externas. Periodista por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, Elizabeth tiene una maestría en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

Leave A Reply

Back to Top