La complejidad es una fuente de soluciones

0

Datos analítica

Una sucursal bancaria y un campo de fútbol. Un contragolpe y una compra de cartera. Los nuevos banqueros y las estrellas nacientes del balompié. Parecen palabras apenas puestas juntas, elementos de dos mundos muy diferentes, comparaciones imposibles. Sin embargo, durante la 4ª Convención Latinoamericana de Analítica organizada por SAS en Bogotá, quedó claro que en el mundo de la Cuarta Revolución Industrial las fronteras entre los hospitales y las aerolíneas, un restaurante y un galería de arte, el deporte y la economía, y en este caso el presente del fútbol y el futuro de la banca, son cada vez más vaporosas, casi inexistentes. Esto es posible a causa de los datos y la Transformación Digital.

Los cambios imparables y variados que están sucediendo de forma paralela en el sector financiero han llevado a que el futuro de la banca sea una pregunta constante en el mundo, y al mismo tiempo las nuevas incorporaciones técnicas y tecnológicas en el fútbol, dentro y fuera de la cancha están cambiando la forma en que se entiende y valora este deporte. Lo común en los dos ámbitos es que la complejidad es un factor presente y creciente en su evolución y en su funcionamiento; y es cada vez más claro que la competencia en la banca y el fútbol se está dando en un escenario muy distinto al que estábamos acostumbrados a pensar como natural: el de la analítica.

Julio José Prado, presidente de Asobanca Ecuador, afirma que entre la banca tradicional que conocemos y las propuestas Fintech con los Neobanks a la cabeza como Monzo o N26, la diferencia está en cómo se están abordando los problemas de oferta y servicio al cliente final, y por ende, cómo se están encontrando las soluciones.

“La banca tradicional ha agregado innovaciones a lo largo de un siglo de forma lineal. Ha sumado mejoras a su esquema tradicional de funcionamiento y atención del público, pero en el escenario actual sus competidores, a través de nuevas tecnologías y medios, le han planteado un reto mayor. Facebook y Amazon pueden ser su competencia a partir de sus plataformas de pago, pero incluso Jack Ma, dueño del gigante chino AliBaba, ya lo está evidenciando con la expansión en España de Ant Financial, a través de la oferta de créditos personales”, explicó Prado.

Bajo este nuevo escenario se encuentra la capacidad de pensar diferente de estos nuevos jugadores bancarios, “ellos piensan en ecosistemas, ven a sus clientes en su amplitud, no son solo compradores, son partes de una sistema de necesidades, deseos, tendencias, experiencia…”, explica Prado, y precisa que esa multiplicidad de capas y dimensiones de un cliente bancario es lo que determina que deba ser leído dentro un Sistema Adaptativo Complejo en el que la banca es un elemento más.

“La visión lineal de la banca es insuficiente para entender y atender al cliente de hoy y del futuro, hay que entender el ecosistema de vida en el que una persona se desenvuelve entre el trabajo, la educación, el ocio, la salud, el entretenimiento…  hay que salir de la visión de que el mundo se mueve como un reloj y entender que funciona más como una selva”, añade el Presidente de Asobanca Ecuador.

En la misma cancha

Es la complejidad precisamente lo que tienen en común con el fútbol. “Hay una cantidad de factores que siempre mirábamos en el fútbol pero que no veíamos realmente. Ocurre en todos los deportes, pero en nuestro caso es en el fútbol”, comenta José Eduardo Romanini, fundador de Footstats.

“La complejidad aquí no está en la superficie del juego, está en los datos que se captan dentro de la cancha, cada partido, cada tiempo, cada minuto. Un jugador por sí mismo, su velocidad, su precisión, su resistencia, sus goles o quites, su salud y disciplina. Pero también como parte del equipo y los datos agregados, posesión del balón, cantidad de remates, rebotes controlados, eficiencia en las transiciones entre defensa y ataque, y al contrario; y las probabilidades de victoria con su sistema, como local o visitante”, describe Romanini.

Footstats originalmente se posicionó como una plataforma de análisis de datos de fútbol en Brasil, muy útil para apuestas, pero potenciar su capacidad analítica en su alianza con SAS, ha hecho de su trabajo un banco de datos más allá de lo estadístico y le ha permitido ofrecer servicios predictivos muy precisos respecto al desempeño de los equipos en diferentes competencias en Brasil y torneos continentales, a lo que agrega Romanini que “la analítica que hacemos es ahora de referencia para el Mercado de Fichajes y el de Directores Técnicos. La complejidad a la que podemos llegar en el cruce de datos nos hace útiles para innovación táctica en los equipos, decisiones de entrenamiento y claramente hemos ampliado y sustentado la diversificación del negocio de apuestas”.

Entender la cantidad y variedad de datos y cruzarlos entre sí es lo que hace que un banco, un equipo de fútbol, un inversionista o un cliente bancario, un aficionado o un técnico, logren relaciones y experiencias diferentes. La competitividad en el mercado financiero o en un campeonato futbolístico está cada vez más determinada por la cantidad de datos que puedan obtener, entender y analizar las organizaciones; el nivel de complejidad que sean capaces de encarar, comprender y procesar para luego simplificar en su oferta es lo que marcará el éxito de sus estrategias.

“Estamos hablando de asumir y liderar la implementación de estrategias acordes a un Sistema Adaptativo Complejo en el que vivimos. No se puede esperar que en una era de gente más interconectada, con flujos de información y gestión tecnológica basados en la exponencialidad, sea la simplicidad la que brote y triunfe. Es la complejidad la norma por defecto, y la análitica es una solución fundamental para sobrevivir en ella y aprovecharla. Hay que pensar en el ecosistema en el que la organización y su mercado se desenvuelven, y en la complejidad de relaciones y variables que ahí conviven, y generar la transformación, la innovación, las soluciones pertinentes desde ahí”, concluye Prado, de Asobanca Ecuador.

Tecnologías como el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial, Machine Learning, Redes Intuitivas y Computación distribuida, entre otras, tienen como causa y consecuencia grandes flujos de información, Big Data en generación y acción que requiere de analítica para agregar valor y diferenciación. La adaptación a esta dinámica es lo que marca hoy la diferencia entre crecer o desaparecer, acoger y entender la complejidad es la solución.

Share

About Author

Javier Alexander Rengifo

Pre-Sales Manager Colombia & Ecuador

Ingeniero de Sistemas y Computación con Maestría en Ingeniería de la Información y Posgrado en Gestión de Riesgos Financieros. Actualmente trabaja en SAS Institute como Gerente Senior de Preventas y Arquitectura. Cuenta con más de 15 años de experiencia profesional diseñando e implementando sistemas para el soporte a la toma de decisiones empresariales, incluyendo soluciones de Data Management, Data Warehousing, Business Intelligence, Business Analytics, Big Data, Machine Learning y Predictive Analytics, para compañías de múltiples industrias líderes en Colombia y otros países de Latinoamérica.

Leave A Reply

Back to Top