El poder de la analítica para un CEO

0

ID-10046978

Los tiempos en que el presidente o el gerente general de una compañía tenía que pedir la información crítica del negocio al área encargada y esperar varios días su respuesta, son ahora cosa del pasado. La agilidad que exige el mundo moderno aceleró los procesos administrativos internos de las organizaciones, al punto que las ventajas competitivas se pueden hoy medir en minutos, y hasta en segundos. Todo depende de la oportunidad de la información: quien la tenga primero, gana.

Y si el que la tiene es el líder de la compañía, la ganancia es mucho mayor. De hecho, gracias al avance de la analítica y sus herramientas tecnológicas, hoy es posible para cualquier CEO tener acceso al instante a la información crítica de su negocio, con una rapidez, profundidad y facilidad únicas; pero sobre todo, con la enorme ventaja de poder tenerla siempre a mano, esté donde esté.

Pero también, en opinión de expertos, tiene que estar al tanto de todos aquellos indicadores que le permitan monitorear la estrategia de capital humano de su organización, la gestión de operaciones competitivas y, en síntesis, su direccionamiento estratégico. Saber cómo está la empresa, cómo va y hacia dónde, constituye una posibilidad de lujo que hoy sólo la tecnología brinda a la alta dirección de las corporaciones en el mundo.

Un claro ejemplo: Es como manejar un carro con un tablero de mando que le permite al conductor no sólo saber a qué velocidad va, cuánta gasolina le queda y los kilómetros recorridos, sino que pone a su disposición un gran vidrio panorámico al frente, espejos retrovisores y dispositivos electrónicos que lo ubican geográficamente, le marcan la dirección hacia la cual se dirige y hasta le indican si avanza a la velocidad correcta, si tendrá gasolina para los kilómetros que restan y si el panorama futuro le exige cambiar de ruta lo antes posible.

En síntesis, la tecnología le permite al gerente moderno controlar y coordinar a la vez el día a día de su organización, pero sin olvidar ni restarle importancia en lo más mínimo a lo estratégico, es decir, a las acciones y sus consecuencias de mediano y largo plazo. Porque tomar decisiones informadas marca hoy diferencias abismales en los mercados, y quien logra hacerlo en menores tiempos termina logrando posiciones de vanguardia.

Pero lo anterior, sin datos y sin el poder de la analítica, termina siendo lo mismo de siempre. Pues está sujeto sólo a criterios subjetivos que en últimas conllevan a la toma de decisiones sin bases sólidas y demasiado a merced de la suerte, un factor que en materia de negocios y en pleno siglo XXI resulta para los expertos cada vez menos creíble. De hecho, antes los presidentes de las grandes compañías tomaban decisiones con base en información obtenida y consolidada meses atrás. Era más una cuestión de ‘olfato’.

Ahora, un CEO puede hacer que las cifras cobran vida y pueden ser analizadas en contexto y de acuerdo con parámetros y criterios específicos, determinados según la visión de cada empresa.

Usted puede conocer más sobre las soluciones de analítica de SAS contactándose aquí

 

 

 

Share

About Author

SAS Colombia

Leave A Reply

Back to Top