¿Cómo puede ayudar la analítica de datos en la desescalada de la pandemia?

0

La crisis sanitaria y social provocada a nivel global por la pandemia del COVID-19 ya ha mostrado cómo algunos gobiernos están apostando por tecnologías punteras, como la inteligencia artificial, analytics, big data o machine learning para una toma de decisiones basada en datos.

Muchos países abordan la desescalada de la pandemia del COVID-19 tras semanas de confinamiento de la población y la paralización de las actividades no esenciales de su economía. Este avance hacia la “nueva normalidad” se hará de forma progresiva y, en el caso de España, las regiones irán avanzando por distintas fases atendiendo a criterios tanto de incidencia de la enfermedad como de capacidad sanitaria para hacer frente a un posible rebrote.

Analítica de datos al servicio de la sociedad

El análisis de estos datos ofrece a los gobiernos y organizaciones una base sólida en la que fundamentar la toma de decisiones complejas que permitan avanzar en la recuperación de la actividad económica y social de forma segura y teniendo en cuenta multitud de variables.

Para abordar esta etapa ni siquiera es suficiente con conocer los datos actuales e históricos, sino que las administraciones necesitan tener una visión de lo que podría pasar en un futuro próximo. Aquí el analytics predictivo les puede ayudar a pronosticar el impacto de la pandemia a distintos niveles, simulando lo que podría ocurrir en el “mejor” y en el “peor” escenario y anticipándose a posibles consecuencias como, por ejemplo, ayudando a la población más vulnerable antes de que su situación sea insostenible.

Pero el potencial del analytics en situaciones de crisis no se limita únicamente a gobiernos u administraciones públicas.  Para las empresas públicas o privadas la analítica de datos es una herramienta muy útil para comprender el entorno actual: prever por ejemplo cómo el abastecimiento en sus puntos de venta se puede ver afectado por la bajada de los servicios logísticos, o por el nivel de producción en las fábricas donde se componen sus productos; entender mejor los cambios en los hábitos de consumo de la población en las distintas fases de la desescalada para poder prever que productos serán más o menos demandados; ser capaces de ofrecer rutas óptimas de movilidad teniendo en cuenta la disponibilidad reducida de los transportes, etc..

Es en este punto donde el uso de la tecnología, en particular de la inteligencia artificial, va a convertirse en un activo determinante para la gestión de la crisis y una herramienta clave para la recuperación en la post crisis.

Datos y tendencias para afrontar una pandemia

En el caso concreto que estamos viviendo derivado de la crisis del COVID-19 la visualización simplificada de un gran volumen de datos actualizados permite conocer patrones, extraer conclusiones y ver tendencias.  Por eso en SAS hemos elaborado el SAS coronavirus report  a partir de nuestra herramienta SAS Viya. Este informe se nutre de los datos oficiales de la OMS y permite representar de forma visual la evolución del COVID-19, teniendo en cuenta distintas variables.

Así, podemos observar en una sola vista el número total de casos confirmados por país, con las cifras diarias de nuevos contagios y muertes por COVID-19, así como la clasificación de los países más afectados.

Estatus global SAS coronavirus report

El dashboard permite también seleccionar los distintos países y regiones para obtener datos específicos sobre número de contagios, fallecimientos y tasa de incidencia por zonas geográficas.

Análisis por ubicación SAS coronavirus report

Para analizar tendencias, nuestro informe también aporta una comparativa por países de la evolución de la curva de contagios a lo largo del tiempo, que puede servir en cierto de modo de referencia para conocer el comportamiento del virus o evaluar la efectividad de ciertas medidas implementadas por los gobiernos, como pueden ser aquellas derivadas de la relajación de las restricciones durante las distintas fases de la desescalada.

Comparativa de la curva de contagio

También podemos ver de forma interactiva cómo el COVID-19 se ha ido extendiendo desde su origen, en China, en enero de 2020, hasta el resto de los países del mundo, lo que nos muestra la evolución cronológica de la pandemia hasta el momento actual.

En definitiva, vemos como el analytics pone a disposición de organizaciones y ciudadanos información condensada y simplificada que les puede ayudar a tener una visión completa y fundamentada de la situación, contribuyendo a una mejora en la toma de decisiones y realizando una labor divulgativa para la sociedad en su conjunto.

En SAS estamos convencidos de que el uso de la analítica de datos contribuye de manera significativa a resolver problemas humanitarios de distinta naturaleza. Ser capaces de aprovechar las innumerables capacidades que nos ofrecen la ciencia y la tecnología es clave para proteger la sociedad, cuidar al planeta y construir un mundo mejor para las futuras generaciones.

¿Quieres conocer la evolución del COVID-19 gracias a la analítica de datos? Visita nuestro SAS coronavirus report.

Share

About Author


Editing SAS Spain blogs.

Leave A Reply

Back to Top